ALEGACIONES a La Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022

A la Sra. Alcaldesa presidenta del Ilmo. Ayuntamiento de Madrid

D XXXXXXXXXXXX, en calidad de representante de la Asociación Coopera y Composta, con DNI xxxxxxxxxx a través del presente escrito, presenta

ALEGACIONES a La Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022, aprobado en el Pleno de fecha  20 de Septiembre de 2.018 y publicado en el BOCM de fecha 3 de Octubre de 2.018

EXPONE: El sistema de tratamiento de los residuos de la ciudad de Madrid se basa en dos actuaciones:

por una parte en una recogida y transportes de los mismos mediante 4 macrocontratos, que resulta caro por las distancias que recorren los camiones que van todos a Valdemingómez y con problemas de limpieza y dejadez por la impunidad que proporcionan estos contenedores en las calles, así como el escaso  compromiso medioambiental de dichas empresas.
y por otra parte en una concentración  de los tratamientos de los residuos en el complejo de Valdemingómez:
1.- que resulta caro ( en comparación con los costes de otras posibilidades conocidas)

2.- que es antisocial (con constantes molestias a los vecinos),

3.- que es insostenible medioambientalmente (con 350 camiones que entran y salen diariamente al recinto, que tiene como principal actividad un macrovertedero, 700.000 tons anuales, una incineradora, 300.000 tons anuales , una biometanización, carísima y altamente contaminantes y una bioestabilización con resultados muy pobre).

4.- hay fundadas sospechas de que esta concentración agrava algunas enfermedades de los habitantes del Sudeste de Madrid y ciudades colindantes y

5.- finalmente producen un grave deterioro sobre toda la biodiversidad de la zona.

En general todo el servicio es muy insatisfactorio y no digamos los sistemas de recogida de envases, papel/cartón y vidrio.

En Marzo de 2.017 a instancias del Área de Medio Ambiente diversas organizaciones sociales y ecológicas elaboraron un documento de propuestas para esta Estrategia de Residuos que no han sido tenidas en cuentas en gran medida, sobre todo en los apartados de recogida selectiva y tratamiento descentralizado y es por lo que volvemos a publicarlas en estas alegaciones, subrayando aquellos aspectos en que discrepamos del texto oficial de manera más notoria:

PROPUESTAS

A la Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022.

1. Reducir la generación de residuos.

La prevención y la reducción de los residuos generados son apuestas políticas relevantes en la jerarquía de residuos europea y aparecen tanto en la Estrategia 2020 de la Unión Europea como en la Directiva Marco de Residuos. Esto tiene como objetivo final el desacoplamiento de la actividad

económica con respecto a la generación de residuos y que muy probablemente será determinante para la competitividad de las economías urbanas europeas en las próximas décadas. El Programa Estatal de Prevención de Residuos, que desarrolla la política de prevención de residuos, establece un objetivo de reducción de los residuos generados de un 10% en 2020, respecto de 2010. Este objetivo de reducción debe figurar en un lugar destacado en La Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022.

Entre las acciones que proponemos se pueden nombrar:

● El análisis de las medidas de prevención existentes y la eficacia de las mismas, en colaboración con los fabricantes, los distribuidores y consumidores.

● La integración en el programa de I+D+i de los objetivos previstos en la revisión de las Directivas de Residuos que se derivan del paquete europeo de promoción de la Economía Circular.

● La obligatoriedad del uso de vajilla y cubiertos reutilizables en fiestas populares y otros eventos público, así como el desarrollo de herramientas económico-fiscales apropiadas para desincentivar su uso y venta comercial en Madrid.

● Fomento institucional de productos reutilizables, como pañales de tela, jarras de agua, cubiertos y vajillas reutilizable en las fiestas y eventos, bolsas de tela o carritos de la compra.

● Prohibición de artículos de usar y tirar, entre ellos las bolsas de un solo uso y las vajillas de plástico.

● Limitación del sobre-envasado con medidas fiscales o de prohibición.

● Incremento de la duración de las garantías a 5 años.

● Prohibición de la obsolescencia programada y percibida

● Introducción de tasas de residuos en función de la generación de los mismos. (Quien contamina paga).

● Apoyo institucional a la reparabilidad.

● Implantación de sistemas de compostaje doméstico, comunitario y en huertos urbanos

2. Impulsar la recuperación de materiales

La Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022 es una oportunidad única para mejorar los sistemas de recogida de envases y embalajes que ya se recogen selectivamente. En este sentido, apoyamos la inclusión dentro de los programas y objetivos del Plan, de acciones para la innovación en sistemas de recogida selectiva de vidrio, plástico, papel y cartón y otros materiales recuperables, partiendo del análisis de medidas probadas en otras ciudades como por ejemplo la recogida puerta a puerta, los sistemas de pago por generación o los Sistemas de Depósito devolución y retorno.

Sería necesaria la transformación del contenedor amarillo, cuya eficiencia no ha mejorado en décadas , en un verdadero contenedor para materiales reciclables con la ampliación de los sistemas de responsabilidad ampliada de los productores en línea de los sistemas eco-eficientes compilados recientemente por la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea a partir de las experiencias de éxito en 28 ciudades europeas [4].

La implantación de sistemas de depósito, devolución y retorno de envases basados en el principio de responsabilidad ampliada del productor, alcanza objetivos de recuperación superiores en algunos países como Alemania superiores al 98%, como sistema complementario al de contenedores en la vía pública que ya está implantado en más de 40 regiones en el mundo, entre las que se encuentran Canadá, Suecia, Australia, Finlandia y Noruega entre otras.

En este sentido La Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022         debe incluir una declaración de apoyo, por parte del Ayuntamiento de Madrid, a la implantación de los Sistemas de Depósito Devolución y Retorno en la Comunidad de Madrid.

3. Transformar los puntos limpios en nodos de la economía circular.

La transformación de los puntos limpios para la reparación y reutilización de RAEES,  es una oportunidad para ahorrar costes y crear sinergias adaptándolos simultáneamente a la recogida selectiva de textiles y muebles, dos fracciones susceptibles de recogida, recuperación y preparación para la reutilización por organizaciones de la economía social que generen empleos en la ciudad, facilitando la inclusión en el mercado laboral de trabajadores con dificultades de integración y permitan modelar progresivamente una percepción más positiva y avanzar en la aceptación por parte de los ciudadanos/as de las instalaciones del sistema de gestión de residuos.

Los programas contenidos en este Plan  deberían también dedicar recursos a ampliar el número de puntos limpios y complementarlos con puntos limpios móviles para la recogida, entre otros, de residuos tóxicos domésticos.

Finalmente, un elemento de refuerzo en esta línea serían la programación de acciones de investigación urbana para establecer conjuntamente con los actores sociales los modos y medios más eficaces para resolver los problemas asociados a otras fracciones problemáticas utilizando el potencial de la innovación social y empresarial, como puede ser el caso de los aceites usados de origen doméstico en Getafe, recientemente galardonado por su capacidad innovadora[7].

Por tanto proponemos también la generalización de la recogida selectiva de aceites vegetales usados de los domicilios por empresas de economía social en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid además de la inclusión de este residuo dentro del listado de residuos que se deben recoger en puntos limpios fijos y móviles.

4. Alcanzar el 80% de recogida selectiva y reciclaje.

El contrato de recogida de residuos de 2016 prevé el comienzo de la recogida selectiva de materia orgánica en noviembre de 2017 con pruebas piloto en 9 barrios de distinta tipología urbana. Esto es una oportunidad inmejorable para iniciar la transformación progresiva del sistema de prevención y gestión de los residuos sólidos urbanos en la ciudad de Madrid.

La primera propuesta es que La Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022 se centre en acciones para incrementar sustancialmente la capacidad municipal para recoger y tratar selectivamente las principales fracciones de residuos, tanto de naturaleza orgánica como inorgánica o mixta. Aunque el objetivo final es alcanzar la capacidad plena para reparar, reutilizar o reciclar adecuadamente todos y cada uno de los materiales presentes en los residuos domésticos , se propone que en este Plan Marco el objetivo general se fije en alcanzar el 80% de recogida selectiva y reciclaje , acompasando las actuaciones y sus inversiones asociadas este incremento de la de recogida selectiva.

5. Establecer los métodos más eficaces de recogida selectiva de materia

orgánica.

Los proyectos piloto de recogida selectiva de material orgánica previstos para el periodo 2017-2018 deberían centrarse facilitar dicha recogida selectiva de la materia orgánica con un bajo nivel de impropios. En este sentido proponemos la utilización de diversos métodos de tratamiento como son el compostaje doméstico, el compostaje comunitario, compostaje en huertos urbanos y compostaje descentralizado en plantas de compostaje industrial de tamaños medios que eviten que el Parque Tecnológico de Valdemingómez sea el único lugar de gestión de residuos en el municipio de Madrid.

Será importante no repetir errores ya cometidos en otras ciudades al desplegar la recogida selectiva de la materia orgánica en contenedores específicos pero abiertos, lo que ha dado como resultado la recogida de un alto nivel de impropios. Por tanto apostamos por la recogida puerta a puerta (en el caso de algunos barrios de Madrid podría ser “portal a portal”) y en aquellos barrios donde se utilice la recogida en contenedores en la vía pública el contenedor específico de materia orgánica deberá ser con llave, en ningún caso en contenedor abierto.

Estas organizaciones apoyan la recogida selectiva diferenciada de los residuos vegetales de poda y jardinería que el Servicio de Recogidas ya viene realizando y propone su necesaria universalización para todo el término municipal, extendiéndose a residuos tanto públicos como privados.

En esta línea, apoyamos y proponemos que se continúe con los proyectos de recogida selectiva de materia orgánica de alta calidad proveniente de grandes generadores como mercados, colegios, establecimientos de restauración o el propio Mercamadrid.

En un primer momento la fracción orgánica de recogida selectiva se gestionará en las instalaciones ya existentes en el Parque Tecnológico de Valdemingómez asegurando que dichas instalaciones realizan el proceso de biometanización y compostaje en instalaciones cerradas para evitar la generación de olores que tan graves problemas está ocasionando a los vecinos de los barrios cercanos a dichas instalaciones.

El objetivo último será producir un compost de calidad que podrá utilizarse directamente como es el caso del compostaje doméstico, comunitario, en huertos, en agrocompostaje, o por el servicio de parques y jardines del Ayuntamiento de Madrid o comercializarse como un fertilizante de calidad.

Será muy útil para este proceso de compostaje aerobio poder disponer de restos de poda para utilizarlos como material estructurante, de ahí la importancia de su recogida selectiva.

6. Conseguir la descentralización, el aumento de la capacidad de tratamiento

y la eficiencia.

Proponemos que La Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022 apueste por la descentralización de las instalaciones de tratamiento, en el aumento de la capacidad y la mejora de la eficiencia de los sistemas de recuperación y tratamiento de residuos domésticos

La realidad urbana de Madrid exige disponer de un abanico de métodos y tecnologías de recogida capaz de responder a la diversidad tipológica de la ciudad.

La complejidad y la diversidad de las situaciones de generación en una ciudad del tamaño de Madrid exigen un sistema de gestión de residuos eficaz, descentralizado y flexible que no se vea limitado por inercias políticas o situaciones de facto que no se corresponden con los criterios de rigor técnico y dirección política que demanda una capital europea de primera magnitud como Madrid.

Desde estos colectivos proponemos comenzar con urgencia la planificación de acciones para acometer la diversificación y descentralización progresiva de las instalaciones de tratamiento buscando soluciones descentralizadas, especialmente en el caso de la materia orgánica que evite largos desplazamientos y racionalice la gestión de residuos evitando los macrocomplejos de tratamiento. Sólo de esta forma puede el Ayuntamiento de Madrid avanzar hacia un sistema sólido y resiliente, capaz de adaptarse a los escenarios futuros de la gestión de residuos domésticos.

En esta línea, es crucial que la fase de análisis de alternativas incluya entre las opciones a valorar instalaciones de compostaje aeróbico en sistemas cerrados en zonas industriales. La dimensión y distribución óptima de estas plantas dentro del tejido industrial de la ciudad han de valorarse conjuntamente con el despliegue de circuitos de recogida selectiva de materia orgánica de calidad, tal como se ha comentado en el punto anterior. La Estrategia  se constituye así en una herramienta imprescindible para secuenciar y dimensionar adecuadamente las inversiones necesarias para desplegar un sistema de gestión de residuos capaz de responder a las necesidades de la ciudad durante las próximas décadas.

La diversificación e integración progresiva de las instalaciones de tratamiento de residuos dentro del tejido industrial de Madrid es la mejor opción disponible para elevar la capacidad de gestión de residuos hasta los niveles que nos exigirá la normativa europea en unos pocos años, Por ejemplo, el porcentaje mínimo de reciclado de los residuos municipales se establecerá en torno al 70% con un horizonte 2030 y la prohibición de vertido de materiales reciclables tendrá posiblemente un horizonte más cercano, siendo obligatoria en 2025, apenas tres años después del final de la vigencia de este Plan. Desgraciadamente, el retraso acumulado en las dos últimas décadas en la ciudad de Madrid nos exige acelerar ahora el ritmo de transformación con el fin de colocar a nuestra ciudad de Madrid en el nivel que se merece y alcanzar el objetivo de recogida selectiva y reciclaje del 80% antes de la finalización temporal del plan marco de gestión.

Con esta estrategia de aumento de capacidad, diversificación e integración progresiva dentro del tejido industrial de la ciudad, el sistema de gestión de residuos puede llegar a reducir a medio plazo la dependencia actual de tecnologías con alto grado de rechazo social o que están destinadas a convertirse en marginales como los vertidos de materiales no inertes o la incineración.

Desde las organizaciones que elaboramos este documento pedimos el establecimiento, dentro de La Estrategia de Residuos de la ciudad de Madrid 2018-2022 de un calendario de cierre de la incineradora de Valdemingómez, lo antes posible,  para evitar  los graves impactos a la salud de las personas y al medio ambiente que generan este tipo de instalaciones como así lo demuestran múltiples estudios sobre la incidencia de cáncer y enfermedades graves en las inmediaciones de este tipo de instalaciones.

Por otro lado, alcanzar el objetivo de recogida selectiva y reciclaje del 80% disminuirá en gran medida la necesidad de vertederos e incrementará la recuperación de materiales muy valiosos para las empresas madrileñas y su tejido industrial, generando al mismo tiempo una mayor cantidad de

empleos.

7. Promover acciones de educación y comunicación pública más eficaces.

La primera medida para mejorar la penetración y el impacto de las campañas de sensibilización educación a la ciudadana en materia de residuos es la transparencia de la información relativa al coste de la gestión. Una mayor transparencia en el tratamiento público de esta información es una precondición esencial para aumentar la eficacia de las campañas de comunicación pública. Por ello, desde las organizaciones proponemos implantar medidas para aumentar la transparencia y socializar adecuadamente el coste de la gestión de residuos y desagregarlo del IBI y presentarlo de forma desglosada en las acciones de comunicación pública. También proponemos analizar separadamente los costes asociados a la gestión de residuos en función de los diversos modelos de negocio presentes en la economía local, su huella de generación de residuos, los materiales que ponen en circulación y el grado en el que asumen su responsabilidad como productores de residuos domésticos o asimilables.

Por último, la búsqueda de soluciones bien adaptadas a la realidad demográfica y a las pautas de consumo de Madrid debe partir del principio de cercanía. También en este punto se recomienda como objetivo programático aumentar la capacidad municipal hasta asumir plenamente el diseño y la ejecución de las campañas de información, educación y comunicación pública, entendidos como parte integral del sistema de prevención y gestión de los residuos.

El escaso impacto de algunas campañas recientes en el comportamiento ciudadano debe analizarse para extraer las lecciones apropiadas. En particular, el Ayuntamiento debe interiorizar la diferencia metodológica entre las campañas comerciales de marketing de consumo y los esfuerzos de cambiar comportamientos arraigados en la generación y gestión de los residuos domésticos que, en muchas ocasiones, son reforzados continuamente por la comunicación comercial. Es probable que el escaso impacto de las campañas destinadas a cambiar los comportamientos en la generación y tratamiento de los residuos entre la ciudadanía se deba a un error metodológico de base. Una buena estrategia es valorar la necesidad de colaborar estrechamente con los agentes sociales implicados en el

desarrollo de métodos eficaces de recogida selectiva.

Las comunidades de vecinos, los comercios, y el resto de la actividad económica son los principales productores de residuos domésticos o asimilables en una economía urbana moderna como la de la ciudad de Madrid son un punto de partida ineludible para avanzar en la eficacia de los métodos de recogida selectiva, pero también deben analizarse otros espacios comunitarios como los colegios, las instalaciones deportivas o los supermercados de barrio.

Firmaron este documento de propuestas: Amigos de la Tierra, Composta en Red, Coopera y Composta, Ecologistas en Acción, Equo, FRAVM, GRAMA, Red de Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid

[1] Véase, por ejemplo https://sfenvironment.org/zero-waste (visitado el 25-07-2017)

[2] Véase, por ejemplo http://ajuntament.barcelona.cat/ecologiaurbana/es/residuo-cero/recogida-

selectiva (visitado el 25/02/2017)

[3] Experiencia recogida en https://madridagrocomposta.hotglue.me/ (visitado el 25-07-2017)

[4] El estudio puede consultarse en

http://ec.europa.eu/environment/waste/studies/pdf/Separate%20collection_Final%20Report.pdf

[5] https://www.theguardian.com/environment/2017/feb/22/green-campaigners-welcome-coca-

cola-bottle-can-recycling-scheme-scotland

[6] Véase la presentación en línea de su Ayuntamiento en

http://www.zaragoza.es/ciudad/limpia/recogida/puntos_moviles.htm

[7] La empresa LYMA Getafe recibió recientemente un premio R por esta iniciativa. Véase para más

información http://www.lymagetafe.es/index.php?option=com_content&view=article&id=341:el-

ayuntamiento-de-getafe-galardonado-con-el-segundo-puesto-a-la-mejor-iniciativa-del-ano-en-los-

premios-r-de-ecoembes-&catid=41:noticias&Itemid=136 (visitado 25-02-17)

[8][8] La Fundación Cotec para la innovación ha presentado los datos en el primer informe publicado hasta el momento sobre La situación y evaluación de la economía circular en España,

Por todo lo anteriormente expuesto SOLICITA:

Que se evalúen las alegaciones presentadas y sean tenidas en cuenta por este Ayuntamiento.

Que se tenga por presentado en plazo y forma

En Madrid a 1 de Octubre de 2.018

Fdo.:

a/a Alcaldía – Excmo Ayuntamiento de Madrid

c/c Concejalía de Medio Ambiente

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*