MADRID Necesita un Plan de Residuo0 Comentarios al Plan de Residuos 2.018-2.022

MADRID Necesita un Plan de Residuo0

Comentarios al Plan de Residuos 2.018-2.022

A día de hoy seguimos sin conocer la Memoria de Valdemingómez 2.016; parece ser que están actualizando los datos(?). Pero mientras se lanza desde el Ayuntamiento de Madrid la consulta pública de la Estrategia de Residuos de la Ciudad de Madrid 2.018-2.022.

Recordemos algunas de las características del tratamiento de los residuos que se recogen en la Memoria de Valdemingómez 2.016 y en este Plan Estratégico.

La Recogida de los Residuos de la ciudad de Madrid se realiza a través de los servicios de grandes empresas agrupadas en 4 macrocontratos, frente a los más de 30 contratos que existían anteriormente a la crisis. Esta circunstancia junto a la centralización, la  burocratización y la falta de controles de los servicios municipales hacen del servicio un auténtico desastre.

Esta recogida se hace en recipientes, la mayor parte de tamaña pequeño para comunidades, aunque existen 97.000 (27%) grandes contenedores colocados en Nodos de aportación por toda la ciudad, que constituyen un auténtico handicap para un tratamiento eficiente de los residuos.

Finalmente la no separación de los residuos orgánicos ha constituido hasta ahora un imposible de su tratamiento adecuado. Por fin  se ha empezado a repartir contenedores marrones para separar la materia orgánica; sin embargo, los no controles y la utilización también en este caso de grandes contenedores, en una parte, tiene como efecto la recogida de una materia orgánica con un porcentaje de impropios demasiado alto para la producción de compost de calidad.

El resultado  por grandes grupos de esta recogida es ciertamente deficiente:

Materia orgánica(contenedor marrón): ha empezado con deficiencia en la separación, suponen el principal grupo, estimado en 420.000 tons/año(33% del total de residuos domésticos).

Botellas y envases de plástico, envases metálicos y de brik (contenedor amarillo): sólo se recoge un 32% de las 210.000 tons existentes.

Papel-cartón(contenedor azul): Sólo se recoge un 14% de las 233.000 tons/año existentes.

Vidrio(contenedor verde): Se recoge un 60% de sus 77.000 tons/año. El sistema de recogida supone la destrucción de todo el vidrio para volverlo a fabricar.

El transporte de estos residuos se hace también a través de estos macrocontratos  y en su mayoría va a Valdemingómez, produciéndose una concentración brutal de residuos en el sudeste de la ciudad con 350 camiones/día circulando y descargando, más la presencia en la zona de otras instalaciones de tratamiento de residuos.

El tratamiento de la mayoría de los residuos se efectúa  en Valdemingómez :  1.248.179 tons en 2.016.

Un desglose de los destinos de esta materia sería:

En primer lugar para 237.000 tons de limpieza viaria  no hubo tal tratamiento puesto que fueron a parar al vertedero directamente.
El resto, 1.011.000 tons, pasó por plantas de tratamiento que intentaron  separar los diferentes tipos de residuos con escaso éxito, sólo se recuperaron 146.000 tons.
El resto, 864.000 tons, fue llevado o a la  incineradora( 270.000 tons con 7.000 tons de escorias y  21.000 de cenizas resultantes), o a metanización(269.000 tons con 182.000 tons de digesto resultante que fue a vertedero), o falso compostaje(118.000 tons con producción de 9.000 tons de bioestabilizado o falso compost) y el resto al vertedero.
El vertedero quedó con un total de 690.000 tons, 237.000 de basuras de limpieza viaria y 453.000 tons nada menos de  residuos mal tratados. Lo que viene a dejar bien clara la ineficiencia de este complejo llamado Valdemingómez

Una alternativa al tratamiento de residuos que ya se dibujó en el documento adjunto de las organizaciones sociales y ecológicas de marzo de 2,017 pasaría por algunos de estos puntos

Un contexto general de la administración municipal de Madrid, con planificación central y gestión  descentralizada en los distritos y barrios. Con los distritos de la almendra central que tendrán que buscar instalaciones adecuadas fuera de su territorio y los distritos periféricos que al menos parcialmente pondrán gestionar sus residuos en su territorio.
Una vuelta a los contratos de distrito o barrio, con sus correspondientes controles municipales distritales.
Una Ordenanza que permita que los usuarios se puedan acoger a un Plan de Reciclaje con bonificaciones en el IBI, y sanciones para los incumplimientos.
La constitución de equipos de Educación Medioambiental distritales que haga un seguimiento sobre el terreno de la separación de los residuos y las campañas de apoyo al Plan de manera presencial.
Un diseño de la recogida ajustada a cada tipo de vivienda, lo que supone un diseño por  barrios e incluso manzanas. Diferentes alternativas de recogida según el tipo de vivienda: puerta a puerta, portales, nodos de compostaje, etc
Un diseño específico para los puntos de grandes generadores de residuos con recogida susceptible de hacer un separación de todos los grandes grupos posibles: materia orgánica, envases y plásticos, papel, vidrio  y resto. Estos puntos serían en orden a su interés: centros de todo tipo: comerciales, sociales, sanitarios, culturales, colegios, comedores de todo tipo y viviendas que por sus características permiten una selección y control de los materiales (unifamiliares, y apareados),. Este grupo permitiría empezar a realizar un tratamiento descentralizado de los residuos.
Una red descentralizada de instalaciones de compostaje y reciclaje, dentro o fuera del municipio de Madrid.
Esta red de instalaciones de compostaje y reciclaje permitiría el desmantelamiento de Valdemingómez quedando reducido a un mero centro zonal de compostaje y reciclaje con no más de 120.000 tons tratadas anualmente y un vertedero a medio plazo de  15.000 tons.
Cierre de la incineradora en el entorno de 2.020, con un Plan urgente para separar y reciclar  300.000 tons anuales de residuos dentro o fuera de Valdemingómez. Recordemos que hablamos de 1  año y 21 distritos responsables de separarlas correctamente, con 120,000 tons de materia orgánica, esto da 1.190 tons por distrito y mes  con 450 tons de materia orgánica.
Para la materia orgánica las 450 tons distrito y mes se debería contar con instalaciones de compostaje de todo tipo incluyendo los 180 nodos de compostaje comunitario previstos y también el agrocompostaje o compostaje en zonas agrarias de cercanía.

Antonio Ibáñez

Octubre 2.018

https://docs.google.com/document/d/199MnKB1cOih0-HW6Pb179A9RgKZox9kTYO8nkAD5nuE/edit#

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*